El lobo y la flor de lis.

Ojos de color dorado, una voz susurrante en mi memoria, piel suave y cálida, un aullido que recorre el viento… esos son los únicos fragmentos de una infancia perdida…pero ha llegado mi momento, mi hora de saber la verdad, ¿por qué me llama esa voz?, ¿quién es el portador de esa mirada?… ahora nadie podrá detenerme… ¿te atreves a seguirme?

Veo sus ojos en mis sueños, me persigue, me aúlla, me reclama, me esta buscando, lo sé, pero yo sigo huyendo, temo sus abrazos, temo sus caricias, le temo…porque sé de lo que es capaz, porque sé que lo pondré en peligro, porque esa voz no deja de llamarme.

La luna llena está cerca…

¿Podré evitarle otra luna más?…

Qué mejor introducción para dejaros un breve resumen de esta obra. En esta entrada vamos a describir que podéis encontrar en El lobo y la flor de lis, a ver que os parece.

Gabriela Sáez es una joven que se traslada a Japón , su ciudad natal, para cursar un semestre en Historia y Cultura asiática, o eso es lo que le ha dicho a todo el mundo porque la verdadera razón de que haya hecho ese viaje no es otro que intentar descubrir como silenciar esa voz susurrante que la acompaña desde que era pequeña, desde que toda su familia se mudó a España y que ha llegado a convertirse en algo insoportable…

Aunque su objetivo era muy claro, todo se empieza a truncar cuando vuelve a ver a Toya, su amigo de la infancia y el cual no la reconoce al haber pasado unos 10 años sin tener ningún tipo de contacto, y es que cuando esta con él parece que esa voz cada vez se hace más fuerte, sintiendo que puede llegar a perder el control de su propio cuerpo…

Y hasta aquí podemos leer, pero como último regalo os dejamos otro pequeño fragmento y una imagen muy interesante, fijaros bien.

Estás en mis sueños, estás en mis recuerdos,

eres parte de mí, te has ganado mi alma,

mi corazón sin hacer nada.

Seas hombre o lobo, siempre me proteges,

si huyo me atrapas, si me escondo me encuentras,

me llamaste tuya y me reclamaste a tu lado,

no me alejaré más, estoy aquí por ti, para ti,

eres mi adorado lobito gris

y voy a pelear para que repitas mi nombre

hasta que no puedas recordar otra cosa.

Dime lobo, si yo acepto, ¿pelearas por mi?

el lobo y la flor de lis

Anuncios

Deja un comentario, ¡es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s